Qué es la artritis reumatoide en pie y tobillo y tratamientos adecuados

La artritis reumatoide es una enfermedad crónica que afecta principalmente a las articulaciones, incidiendo más en mujeres que en hombres y pudiendo causar daños muy graves. Se produce cuando diversas células pertenecientes al sistema inmunológico atacan los tejidos sanos de su propio cuerpo. No se sabe muy bien cuál es la causa exacta que lo produce, aunque los expertos están investigando bastante sobre el tema para explicar la razón. Normalmente, cuando una mano o un pie están afectados por la artritis, el otro miembro también lo está.

Las articulaciones tienden a inflamarse como consecuencia de la artritis. En estos casos, el cuerpo produce un exceso de fluido de la articulación, que unido a las sustancias liberadas por el sistema inmunológico, originan la correspondiente hinchazón, dañando los huesos y el cartílago de la articulación.

Esta enfermedad suele causar hinchazón, rigidez y dolor, aunque los casos más graves pueden generar invalidez, deformidad o destrucción de las articulaciones. Suele empezar en la edad adulta, principalmente entre las personas que tienen mayor edad, si bien también puede aparecer en jóvenes y niños.

Para llegar al correspondiente diagnóstico es de vital importancia hacer una exploración o un estudio biomecánico de la pisada y un análisis de sangre. También se pueden hacer radiografías (en caso de que el médico lo ordene) e incluso otras pruebas médicas para ver el pie y el tobillo del paciente con mayor rigurosidad.

Los principales síntomas de la AR en el pie

La artritis puede afectar a diferentes áreas del pie e incluso al tobillo, aunque suele ser la parte anterior del pie la que sufre sus consecuencias con mayor frecuencia. A grosso modo, estos serían sus principales síntomas: dolor, rigidez, hinchazón, dificultad para andar o deformidad, si bien, es necesario nombrarlos de manera más exhaustiva: dolor en el tobillo, en el talón o en el tendón de Aquiles, dedos en martillo, juanetes, dedos del pie deformes con articulaciones dislocadas, bultos o nódulos reumatoides que duelen al caminar o al rozarse con el calzado, o pie plano.

Tratamientos indicados en el pie y tobillo afectados

La artritis reumatoide se trata con medicación específica que suele recetar el médico de cabecera o reumatólogo, sin embargo, un médico especialista deberá indicar el mejor tratamiento para aliviar el dolor y reducir los problemas en el pie y en el tobillo.

Dentro de los tratamientos no quirúrgicos se encuentran: las inyecciones de esteroides, antiinflamatorios que pueden aplicarse directamente en la articulación o en el nódulo consecuencia de la artritis; zapatos diseñados en exclusiva para aliviar el dolor, la presión y mejorar la marcha del paciente; extraer o aspirar el fluido de la articulación para minimizar el dolor y la hinchazón; y el uso de plantillas personalizadas que proporcionen el soporte más adecuado para amortiguar los nódulos, reducir el dolor al andar y mejorar el funcionamiento del pie.

La cirugía será necesaria en aquellos casos en los que la deformidad y el dolor no puedan reducirse mediante otras vías alternativas. Dependiendo de la edad y el estilo de vida del afectado, el médico establecerá el mejor tratamiento quirúrgico posible.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR
Ocultar
¡CONTACTA
AHORA!

Contacta con nosotros

Nombre (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Teléfono (requerido)

Localidad

Consulta

Nuestras Clínicas no responden a consultas de tarifas por correo electrónico

"Al hacer “Clic“ en el Botón “ENVIAR” la usuaria declara haber leído y estar de acuerdo con las condiciones expresadas en el “AVISO LEGAL” y la “POLÍTICA DE PRIVACIDAD” de la presente Web."