¿Es bueno correr hacia atrás?

El retrorunning o reverserunning es una técnica nueva que consiste en correr hacia atrás. En realidad, es una especie de fenómeno social que está ganando adeptos y seguidores con el tiempo, de hecho, Sandra Corcuera, es una experta atleta que practica esta disciplina y que ha conseguido ser campeona del mundo de retrorunning en cinco ocasiones. Ahora bien, ¿es bueno correr hacia atrás?

 

¿En qué consiste el retrorunning?

La particularidad del retrorunning estriba en el hecho de correr de espaldas, por lo que el deportista no puede ver el terreno y es de vital importancia que exista un espacio habilitado donde la superficie esté libre de obstáculos.

Este deporte cuenta con varias fases diferentes con respecto al apoyo plantar que se genera y es conveniente analizarlas y tenerlas en cuenta para determinar los posibles inconvenientes o las dificultades biomecánicas con las que se puede encontrar el deportista.

En la primera fase, cuando el pie hace contacto con el suelo, la rodilla se encuentra algo flexionada y la cadera en extensión para facilitar la amortiguación en el momento en el que el pie tenga que soportar todo el peso del cuerpo y para alargar la zancada. El pie está en flexión plantar y para mitigar la carga comienzan a flexionarse las articulaciones.

En una segunda fase, el objetivo es absorber la energía y utilizarla a modo de propulsión. Es aquí donde el tobillo y el pie ejercen un papel muy importante y han de estar preparados para dar la respuesta deseada sin sufrir lesión alguna. Es en la última fase cuando el pie se despega por completo del suelo y vuelve a la primera posición para empezar de nuevo.

 

¿Es arriesgado? 

Si tenemos como referencia a la carrera normal, en este deporte inverso, los tiempos y distancias de apoyo son menores y la zancada tiende a acortarse. Es lógico si tenemos en cuenta que anatómicamente no estamos preparados para correr de esta forma. De ese modo, es importante tener en cuenta las posibles patologías que pueden derivarse de esta actividad y utilizar un calzado adecuado y plantillas deportivas para distribuir la carga y las presiones plantares. A pesar de todo, es una técnica que incluso es utilizada en entrenamientos de readaptación para prevenir diferentes tipos de lesiones, aunque eso sí, ha de ser autorizado por personal experto en biomecánica deportiva.

 

¿Estudio biomecánico o no?

Practicar deporte, sea cual sea, conlleva la activación del organismo y el desarrollo de todos los músculos del cuerpo. Retrorunning o correr hacia atrás consiste en una actividad física igual de beneficiosa, aunque las articulaciones y la postura pueden verse afectados cuando el punto de apoyo no es precisamente el idóneo.

Antes de la práctica de este deporte, y en general de cualquier otro, resulta conveniente visitar una clínica de podología deportiva para evitar lesiones futuras e intentar mejorar el rendimiento. En ella se valorará la situación a través del estudio de la pisada o del estudio de la marcha en los que se llevan a cabo análisis rigurosos para determinar precisamente el tipo de pisada o el comportamiento del sistema locomotor durante la marcha.

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR
Ocultar
¡CONTACTA
AHORA!

Contacta con nosotros

Nombre (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Teléfono (requerido)

Localidad

Consulta

Nuestras Clínicas no responden a consultas de tarifas por correo electrónico

"Al hacer “Clic“ en el Botón “ENVIAR” la usuaria declara haber leído y estar de acuerdo con las condiciones expresadas en el “AVISO LEGAL” y la “POLÍTICA DE PRIVACIDAD” de la presente Web."